FACTOR URBANO

Cities & Communities

Sanraval: ¿Santiago, Rancagua y Valparaíso se convertirán en una sola megaciudad?

Expertos dicen que hay proceso de interacción, pero que las tres regiones no se juntarán físicamente en una sola.

05 de septiembre de 2014 / Martín Romero, La Segunda.

file_20140905161703

Entre las polémicas frases que el ex Presidente Ricardo Lagos regaló la semana pasada en Icare, una pasó más que desapercibida pese a su importancia: la transformación de Santiago, Rancagua y Valparaíso en una sola megaciudad.La bautizó Sanraval.Dijo en concreto, en su tono adusto y a modo de advertencia, que “en el caso de Santiago muchos hablan ya de que en el 2030 lo que usted va a tener es un Sanraval. Va a tener una gran conurbación urbana área formada por varios núcleos urbanos inicialmente independientes y contiguos que implica a la Quinta Región, la Región Metropolitana y la Sexta. ¿Cómo usted va a hacer un sistema integrado de transporte en el Sanraval y en consecuencia, cómo nos preparamos para eso?”.“En consecuencia —agregó— por qué no hacemos una agenda público privada que analice lo que significa esto. Y ahí hay espacio para todo: para el público, el privado, el financiero, etcétera”.La incógnita que surge, entonces, es si vamos caminando hacia una gran metrópoli que agrupe 8.5 millones de habitantes.Ciudades no se juntaránPara el arquitecto y urbanista Iván Poduje —socio de la oficina Atisba— este escenario efectivamente se dará aunque de manera especial.“Las ciudades no se juntarán físicamente, pero sí aumentará considerablemente su interacción, particularmente entre Santiago y el Gran Valparaíso. De hecho esto ya ocurre lo que explica el fuerte crecimiento de Viña del Mar y Concón”, explica.Poduje agrega que esta unión de las tres ciudades se facilitará, en parte, por los proyectos inmobiliarios de las periferias de las tres regiones.“Sin embargo la principal conexión será por efectos de residencia y recreación y ahí son muy relevantes las zonas de crecimiento del borde costero. Si el problema de tráfico y contaminación de Santiago no mejora, será cada vez más atractivo viajar o vivir en el Gran Valparaíso, especialmente si se reducen los tiempos de viaje entre ambas ciudades. Esto ya ocurre con las personas que adquirieron una segunda vivienda de fin de semana. Por ello, Viña del Mar creció tanto en los últimos 10 años”.—¿Tenemos una infraestructura apropiada para cobijar esa interacción?—Pienso que no. La Ruta 68 ya presenta un crecimiento relevante en los flujos y ya se observan horarios de punta mañana y tarde y lo mismo ocurre en Ruta 5 sur. Esto seguirá aumentando y muy posiblemente se requerirán mejoramientos, rutas alternativas y otros sistemas de transporte que integren las ciudades.Para el arquitecto Roberto Moris, académico del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Universidad Católica, la teoría de la megaciudad, o “la macrozona central”, viene al menos desde los años ochentas. “La concentración de población lo avala a pesar de no tener las tasas de crecimiento más altas del país. Las proyecciones de infraestructuras desde los años noventa han venido siguiendo esa conectividad”, indica.Y añade que si sólo se siguen las tendencias actuales de crecimiento de los planes reguladores vigentes, la extensión “es muy posible”.

Tren rápido

Eso sí, de acuerdo a Moris, se deben dar ciertas condiciones.

Dice: “El Gran Valparaíso ha crecido muchísimo en la zona de Concón y en el interior, pero sin una adecuada planificación. Ahora el Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso define las zonas de extensión, pero aún falta un plan de ciudad que asegure que la ciudad se potencie y mejore y no sólo crezca”.

En el caso de la Sexta Región, el arquitecto apunta a que sólo está consolidado el eje de las comunas de Rancagua y Machalí, donde esta última ha concentrado los desarrollos para grupos medio altos. “Ahora queda asegurar que el sistema se constituya en uno integrado y equilibrado. Su conexión no es sólo con Santiago sino que también con San Antonio”.

Otro requisito será el fortalecimiento del transporte público entre las tres regiones. “El tren Santiago- Rancagua ha venido mejorando y si Valparaíso se empodera como área metropolitana, en especial con un mayor flujo portuario, probablemente se reflote la idea del tren rápido Santiago- Valparaíso. Si pensamos en más carreteras siempre va a ser insuficiente y poco sustentable”, sostiene Moris.

Chile no será Singapur

“Chile no es ni será Singapur”.

Con estas palabras el director del Laboratorio Ciudad y Territorio de la Universidad Diego Portales (UDP), Genaro Cuadros, hace referencia a que un posible Sanraval no adquirirá las proporciones de la Ciudad de Singapur, la capital del país con ese mismo nombre y que es conocida como una ‘ciudad-estado’.

“La influencia de Santiago hacia Valparaíso y Rancagua como polo de actividad económica y concentración de población urbana es un hecho desde hace ya muchos años. Lo que no está claro es cuáles son las decisiones de ordenamiento territorial claves para conducir ese proceso, y cuál es el camino que este proceso debe favorecer”, dice.

Y por ese camino se pregunta: “¿es Santiago- Valparaíso o Santiago- San Antonio? ¿Se debe considerar y de qué forma la ciudad de Mendoza en Argentina?”.

Para comenzar, el especialista de la UDP dice que se debe explorar un sistema de transporte público efectivo, como un tren rápido, entre las tres regiones.

“Las fórmulas fáciles de infraestructura son a lo menos dudosas. Y me refiero a más autopistas urbanas o interurbanas. Lo que se debe explorar es un sistema de transporte público de tren o tren rápido que nos hagan menos dependientes y que permitan a las zonas implicadas desarrollarse dentro del sistema o área de influencia con autonomía y equilibrio”, explica Cuadros.

Proceso lento

¿Cuánto podría durar este proceso? Si es que se llega a dar, no hay muchas certezas.

De lo que sí hay certidumbre es que la ampliación de las tres regiones será lenta. Por ejemplo, el nuevo Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PMRS), aprobado en noviembre de 2013, aumentó en 10.234 hectáreas la superficie construible en la capital y según los expertos no habrá proyectos inmobiliarios en esas zonas antes de tres años.

En el caso de Valparaíso, el Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso (PREMVAL), aprobado en abril de este año y que amplió en 17 mil hectáreas la ciudad, no tendrá efectos concretos antes de una década.

Así las cosas, una de las pocas iniciativas que va en la dirección de Sanraval y que puede ver la luz en el corto plazo es el tren expreso que conectará Santiago y Rancagua en 50 minutos. Según EFE, el servicio —que alcanzará una velocidad de 120 km/h. y que se podrá pagar con tarjeta Bip!— debería estar operativo en octubre de 2015.

via Sanraval: ¿Santiago, Rancagua y Valparaíso se convertirán en una sola megaciudad? – LaSegunda.com.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on 2014/09/06 by in Ciudades and tagged .
%d bloggers like this: