FACTOR URBANO

Cities & Communities

La ciudad como pensión equitativa

IMG_20160914_121123_HDR.jpg

La reciente manifestación urbana contra las AFP reunió a miles de personas en varias ciudades del país. Esta demostración de malestar acumulado detonó una rápida iniciativa de reforma del sistema de pensiones. Durante semanas el país ha estado discutiendo sobre la necesidad de alcanzar una vejez digna con pensiones justas. De pronto, se generó cierto consenso sobre transformar algo cuyo éxito será verificable en muchos años más.

Es positivo que la vida de los jubilados se transforme en noticia de primera plana, pero este tema debería preocuparnos más allá del ámbito de las pensiones. Durante décadas los países con mayores índices de envejecimiento han sido aquellos más desarrollados. Sin embargo, la OMS indica que pronto los mayores crecimientos se darán en aquellos con menos desarrollo. En este nuevo escenario global Chile tendrá un lugar destacado, siendo en 2030 el 6º país con mayor expectativa de vida con 83,4 años y un 33% de adultos mayores en 2050. ¿Estamos preparados para semejante escenario? Más allá de la discusión de las pensiones es difícil detectar alguna política pública estructural que esté orientada en este sentido.

Según Help Age International, nuestro país reúne las mejores condiciones para envejecer en América Latina y es el 21º a nivel mundial. El índice valora el sistema de salud, la seguridad de los ingresos, el empleo y la educación, y un ambiente apto. Una revisión en detalle permite reconocer que el buen posicionamiento esconde importantes inequidades.

Entonces urge preguntarnos cuáles serán las acciones del Estado para generar ciudades preparadas para los adultos mayores. Ciudades amigables como las denomina Naciones Unidas. El tipo de recomendaciones apuntan a una buena ciudad, una ciudad inclusiva, donde lo bueno para los ancianos termina siendo bueno para todos.

Hoy tenemos áreas con mejores atributos para adultos mayores, pero son aquellas que acogen a los grupos más acomodados. ¿Cuáles serán entonces las áreas donde se darán buenas condiciones para los grupos medios y vulnerables?

Si consideramos el estudio de APTA en EEUU que establece una relación entre vida más sana y cercanía a transporte público, podríamos partir por promover áreas amigables para en zonas de influencia del metro con viviendas y barrios diseñados ad-hoc. Algo así debería ser una preocupación actual. En términos de políticas públicas y transformaciones sustanciales de la ciudad, el año 2030 está a la vuelta de la esquina. Para dimensionarlo basta con visualizar el país del 2002 y verificar en qué hemos mejorado en estos catorce años. El mismo tiempo que nos queda para abordar este tema. Si reaccionáramos con la velocidad de la reforma de pensiones tendríamos mejores probabilidades de lograrlo.

 

Roberto Moris

Director Observatorio de Ciudades UC e Investigador CIGIDEN

 

La Segunda 17.08.2016

http://impresa.lasegunda.com/2016/08/17/A/fullpage#slider-13

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on 2016/09/14 by in Ciudades, Políticas, Uncategorized.
%d bloggers like this: